El acoso en mi vida

 

Creo que a veces no nos damos cuenta de las cosas hasta que a alguien mas le pasa y entras en la cuenta de que fue muy similar a lo que te sucedió.

Y pues, el acoso a veces como no llega a más, queda en el olvido.

Felizmente hace algunos años lo que me paso no llegó a mas.

Ahora me doy cuenta de lo grave que puede ser las consecuencias de un acoso y no decirselo a nadie, pues ultimamente las violaciones y feminicidios que estan ocurriendo, me han hecho caer en cuenta que una de ellas pude haber sido yo.

Hace algunos años, 2010 aprox, trabajaba en una empresa de productos químicos, y cada semana o vez que se producía agua para vender, ésta debia ser medida en ciertos parámetros, cosa que realizaba yo u otra compañera (nos turnabamos). El agua producida se elaboraba en la planta de dicha empresa, la que en envases las transportaba un tercero que disponia de movilidad para ese fin (un camión).

Es asi que el transportista tenia o mejor dicho tiene un hijo quien le apoyaba en estas labores. Y es que de esta forma, conozco a esta persona.

Yo, no le tomaba mucha importancia a dicha persona, pues mi trato es cordial y de compañerismo. Y es asi que este individuo siempre trataba de entablar conversacion conmigo, hasta que un dia, me solicita mi nro telefónico, el cual yo le di ingenuamente, sin pensar que podria pasar nada malo.

Dias después, recibo mensajes de esta persona y sinceramemte no eran mensajes malos sino de consultas a si iría a medir las muestras de agua, pero eran pocos mensajes, y quizas por eso no me parecian nada fuera de lo común.

Pero poco a poco y quizas intuía que ya no era normal, pues me incomodaba su presencia, pues me quería dar obsequios, cosa que no recibo asi por que sí, sin razón y mucho menos de alguien que no conozco.

Una vez a fin de año, despues de la celebración que realizan las empresas, estaba por irme, y sentía que, como sea, queria acercarse a mí, y como yo siempre andaba a todos lados con mi amiga, este chico me da un obsequio en frente de ella, yo por no causarle un desaire y no humillarlo en frente de mi amiga, recibí el regalo y lo recibí de una forma que de verdad sentía mucha vergüenza. Y creo que este joven lo notó, pues después me escribe mensajes que no recuerdo exactamente que decian pero recuerdo que eran mensajes que me decian algo como que me odiaba, o cosas asi.

Yo no respondí a sus mensajes. Y es asi que empezó a escribirme un poco mas seguido pero ya insultando, tratando de hacerme sentir mal. Y me asusté.

Tenía miedo de ir al trabajo, por que a veces lo veia pero siempre trataba de salir con mi amiga.

Un día, saliendo del trabajo, sola, veo que está al frente, y yo camino muy rápido y cuando volteo veo que camina hacia mí. Acelere el paso y con muchisimo miedo buscaba donde esconderme, hasta que escucho que mi amiga me llama y volteo y ella viene rapido hacia mi, y la espero y creo que hasta la abracé. Sentía tanto miedo aquel dia que pensé mucho en ya no seguir trabajando en esa empresa.

En la noche de ese día, el tipo éste me escribe, diciendome que no tenía porqué asustarme y que solo quería conversar.

Ahora que lo recuerdo mientras escribo, siento y me doy cuenta que estuve en peligro, recordarlo me aterra y mucho.

Y con los acontecimiento que estan ocurriendo en mi pais, pudo haberme pasado algo.

Esta fue una de las razones por las que decidí cambiar de trabajo, felizmente encontre otro, lejos de ahí, y fue un alivio para mi. No hubiera soportado un dia mas y tener que ver casi seguido a este individuo.

Aunque siguió escribiendo, yo nunca respondí a sus mensajes. Hasta que mi telefono se lo regalé a mi hermano, y mi hermano una vez me preguntó si conocia a alguien que me escribía, y yo le decia que no. Hasta que un día mi hermano me cuenta que le hizo el pare y le dijo que ya no siguiera escribiendo. Felizmente desde esa vez ya no molestó más.

Con esta experiencia me di cuenta que nadie esta libre de nada, pues no me considero bonita, pero creo que muchas veces confunden cordialidad con algo mas y esto fue lo que desató esto.

Aprendí a no confiar en nadie, a ser mas precavida, a no dar mis datos a nadie que no sea alguien a quien conozca bien.

Para bien o para mal aprendí a no ser tan conversadora, no suelo serlo, pero de lo poco conversadora que soy, despues de esto converso muchisimo menos con gente extraña.

Tengo poquisimos amigos.

Pero lo que quiero rescatar de esta experiencia, ahora que tengo un hijo varón, es educarlo con amor para que así el se quiera mucho y no tenga que ser dependiente de alguien más, que sea feliz, solo, consigo mismo, que no tenga la necesidad de acosar a nadie, pues se encontrará bien con o sin alguien al lado.

Y que cada persona merece respeto, y que nada a la fuerza conlleva a nada bueno.

La violencia no está bien.

Ahora que me doy cuenta que estuve expuesta al peligro, es que sé que no debi callar, debí pedir ayuda, porque gracias al cielo no me pasó nada, pero… y si me hubiera pasado algo malo?

Lo único que les podria decir a toda persona que se sienta acosada, maltratada, etc, deben decirlo,contarselo a alguien mas, para así poder recibir ayuda.

A pesar que han pasado muchos años desde ese evento, tengo miedo, y mucho.

Ahora evito sonreir frente a extraños, o evito andar sola, no converso mucho con personas de la calle, etc.

De alguna forma siento que mataron una parte de mi, vivir con miedo no es vivir, no te sientes libre, y ahora que soy mamá tengo miedo que algo le pueda pasar a mi hijo, porque el acoso tambien es de mujer a hombre.

Y con la frase #nosestanmatando puedo dar fe que de alguna u otra manera es cierto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mamá soltera, mi decisión.

A veces tener un hijo no es lo que una pensaba, pues comercialmente te la pintan sólo como algo lindo y bello e incluso fácil de llevar. Y no estoy diciendo que no lo sea, pero también puedo decirles que tener un hijo es cansado, es tener miedo constantemente, es no saber qué hacer muchas veces, pues al ser algo nuevo y diferente a lo que estamos acostumbrados a hacer a diario, resulta incluso aterrador. Continúa leyendo Mamá soltera, mi decisión.